Crítica. ABC de Sevilla. 2018-03-17. Gabriel Díaz, contratenor – Solistas de la OBS Purcell – Ayres for the Theatre, and upon other Occasions. FeMÀS 2018. Sevilla, 2018-03-15

ABC de Sevilla (p. 64), 17-03-2018. José Luis López López.

“No solo de Inglaterra: Henry Purcell (1659-1695) es el más grande talento musical nacido en las Islas Británicas. Seis solistas de la Orquesta Barroca de Sevilla (violín I y concertino, S. Barneschi; violín II, L. Rossi; viola, J.M. Navarro; cello, Mercedes Ruiz; contrabajo, V. Rico; órgano y clave, A. Casal) insistieron en el aspecto más alegre y «mediterráneo» de la música, sobre el fondo de la fidelidad a la tradición inglesa purcelliana; pero, como siempre, magistrales. Y el contratenor sevillano Gabriel Díaz nos regaló la belleza de su timbre y su profunda y encantadora sensibilidad. Perfecto en los «Lamentos» (tanto el de Dido, de «Dido y Eneas”, como el anónimo de Ana Bolena), hondamente conmovedores sin caer en el sentimentalismo fácil; y con una soltura y redondez intachables en cada una de sus intervenciones. Ya que el concierto se titulaba «Ayres for the Theatre, and upon other Occasions», las dos piezas más amplias, mezclas de partes instrumentales puras y de vocales acompañadas, fueron sendas Suites: de «King Arthur» y «The Fairy Queen», con siete números cada una, que permitieron el lucimiento de todos los intérpretes.

Incluso hubo un precioso número monoinstrumental, «Ground en do, Z 221» para clave, con el que nos deleitó el magnífico Alejandro Casal. Los rasgos franceses se percibieron de modo especial en las chaconas conclusivas de ambas suites.

En cuanto a los italianos, fueron un velo continuado (intervalos descendentes, acentos rítmicos muy patentes, «tempi» rápidos, incluso acelerados, por ejemplo, en la Suite de «The Fairy Queen», ornamentaciones…) que más que traicionar la magnificencia de Purcell la multiplicaron, en una versión que el público agradeció entusiásticamente.

Es un avance el estreno de una nueva iluminación, que con unos simples focos de tonalidades cambiantes permite modificar el ambiente de la escena con unos variados matices de color, que da una notable potenciación a los efectos dramáticos. En conjunto, una ocasión de calidad y sumamente grata.”

Ir al evento