2011-05-22. Críticas. Teatro de la Maestranza. Orfeo y Euridice de Gluck. Dir. E. Onofri. Solistas: Mena, Invernizzi, Kiehr

Leer críticas de prensa: ABC de Sevilla, Diario de Sevilla, Mundoclásico

Viaje sonoro al fondo del misterio
Todos los sentimientos, las frustraciones, los dolores y las alegrías afloraron con naturalidad de las manos y las voces de unos músicos que, comandados por Onofri (“Orfeo ed Euridice” de Gluck), no dejaron ni un sólo recoveco del alma sin escudriñar ni sacar a la luz mediante el sonido. El trabajo de Onofri es de una meticulosidad y una intensidad expresiva impresionantes. No quedó un compás sin su acento apropiado ni una frase sin moldear hasta el mínimo detalle. Y ello partir de una infinita gama de dinámicas en la que sobresalieron las gradaciones por debajo del mezzo-forte.- Como era de esperar la Barroca estuvo al más alto nivel tanto en conjunto como en sus diversos solistas, de los que destacaríamos las magníficas intervenciones de Peñalver y Mercero. Y para redondearlo todo, un estupendo coro que se plegó, mediante el control de la emisión y del vibrato, a las exigencias técnicas y estilísticas del repertorio barroco
DIARIO DE SEVILLA. Andrés Moreno Mengíbar. 23 de mayo de 2011
Orfeo, amor triunfante
Al frente de la Barroca sevillana uno de los músicos más lúcidos de la actualidad (Enrico Onofri): esa intensa sensibilidad y discernimiento de las obras como uno de los primeros violinistas barrocos de la actualidad que es, aquí se transformaba en certeros impulsos de batuta. Y ni rastro de su alto virtuosismo al abordar una obra que lo combate (“Orfeo ed Euridice” de Gluck); pero sí en su detallismo para expresar los mil y un matices de la partitura, evitando fuertes contrastes en dinámicas y tiempos. Y si Onofri ponía el concepto, la OBS aportaba el soporte tremendo para la música, sacando como solistas a sus más notables hijos, caso del lúcido flautista Guillermo Peñalver, de la noble madera oboística de Molly Marsh o el concertino Andoni Mercero, junto a un nutrido conjunto de metales invitados
ABC DE SEVILLA. Carlos Tarín. 26 de mayo de 2011
Orfeo al detalle
La versión de concierto no sienta nada mal a esta partitura revolucionaria, y es, obviamente, de agradecer que sea un experto en la música antigua el que lidere el conjunto, ya sea como solista o como director. Enrico Onofri conoce a estas alturas de sobra a la Barroca, y de ella y sus fabulosos integrantes sabe sacar el mayor partido; lo ha demostrado no pocas veces y de nuevo, con una lectura galante pero no exenta de teatro, tempi muy estudiados, controlados contrastes y atención al detalle, consiguió emocionarnos en más de una ocasión; gracias a esto, pudimos disfrutar de espléndidas ejecuciones solistas en cada sección de la orquesta, que firmó en general un segundo acto memorable
MUNDOCLASICO.COM. Pedro Coco